• ENG
  • DEU
  • ESP
  • ITA

¿Qué es RKSV en Austria?

Hannah Roegele,  Product Marketing Manager
Hannah Roegele
Product Marketing Manager
3 min tiempo de lectura

Desde el 1 de abril de 2017 está en vigor en Austria el Reglamento de Seguridad de las Cajas Registradoras (RKSV), cuyo objetivo es  impedir la manipulación de las transacciones, aumentando así la transparencia y la seguridad en los pagos de las empresas. La normativa RKSV forma parte de un esfuerzo más amplio en Austria para combatir la evasión fiscal y garantizar que todos los ingresos en efectivo queden completamente registrados.

Para los proveedores de sistemas o software de punto de venta (TPV) y cajas registradoras, el RKSV es un requisito legal, pero también una oportunidad para situar sus productos a la vanguardia del desarrollo tecnológico y el cumplimiento de la normativa.

¿A quién afecta el reglamento RKSV?

El RKSV afecta a todas las empresas que operan en Austria y que generan ingresos en efectivo, especialmente a aquellas con unos ingresos anuales superiores a 15.000€ y unas ventas en efectivo de, al menos, 7.500€ . Esta normativa garantiza que las empresas implicadas registren íntegramente sus transacciones en efectivo, mediante el uso de unas cajas registradoras técnicamente seguras.

Entendiendo el contexto del RKSV

Desde el 1 de enero de 2016, las empresas en Austria deben cumplir tres obligaciones principales: 

  • el requisito de registrar individualmente cada ingreso y gasto
  • la necesidad de disponer de un sistema de registro electrónico cuando se superen determinados umbrales de ingresos
  • la obligación de emitir un recibo por cada transacción en efectivo. Esto significa que cada transacción debe registrarse individualmente, procesarse a través de un sistema de caja conforme a la ley y acreditarse mediante un recibo.

Cuando el RKSV entró en vigor el 1 de abril de 2017, se introdujo un elemento central: la protección contra manipulaciones mediante un dispositivo de seguridad que firma electrónicamente las transacciones. Esto genera una firma electrónica única para cada transacción, lo que impide cambios posteriores en los datos de la transacción.

Requisitos técnicos

Los requisitos principales exigen que cada caja registradora tenga un registro de recogida de datos, imprima recibos, se conecte a un dispositivo de seguridad con una unidad de creación de firmas y utilice el algoritmo de encriptación AES 256. Estos requisitos garantizan que cada recibo esté protegido contra manipulaciones posteriores.

Firma electrónica obligatoria

Un elemento clave del RKSV es la firma obligatoria. Cada recibo debe firmarse electrónicamente, y la firma debe contener información como el número de identificación de la caja registradora, la hora de la transacción, un desglose del importe por tipos impositivos y una firma legible por una máquina (por ejemplo, un código QR). Esto garantiza que cada transacción en efectivo se registra de forma única y segura. Para cumplir estos requisitos, los proveedores de TPV y cajas registradoras cuentan con distintas tecnologías:

  • Tarjeta de firma: es una tarjeta física que se inserta en la caja registradora para generar las firmas necesarias.
  • Solución basada en la nube (HSM): con este método, la firma se realiza a través de un módulo de seguridad de hardware en la nube, eliminando así la necesidad de tener una conexión física directa con la caja registradora.
  • Solución 100% en la nube: una creación de firmas totalmente basada en la nube, lo que hace innecesario hardware adicional.

¿Por qué implementar RKSV con fiskaly SIGN AT?

fiskaly facilita a las empresas el cumplimiento de RKSV y optimiza los procesos operativos mediante:

  • Creación de firmas 100% en la nube
  • Alta flexibilidad y escalabilidad, sin necesidad de hardware
  • Los más altos estándares de seguridad (ISO 27001)
  • Rentabilidad
  • Fácil integración y compatibilidad

La introducción del Reglamento de Seguridad de las Cajas Registradoras (RKSV) en Austria supone un paso importante hacia una economía más transparente y justa. Para las empresas, supone ajustar sus sistemas, pero los beneficios -desde la mejora de las normas de seguridad hasta la simplificación de las auditorías fiscales- hacen que este paso merezca la pena. Para los proveedores de TPV y cajas registradoras, ofrece la oportunidad de mejorar el cumplimiento de la normativa y los procesos empresariales de sus clientes mediante soluciones y servicios innovadores.

¡Mantente al día con fiskaly SIGN AT!

Cumple los requisitos de RKSV de forma fácil y asequible con nuestra solución en la nube. Garantiza el cumplimiento del Reglamento de seguridad de las cajas registradoras de Austria, disfrutando de una mayor escalabilidad, la máxima seguridad y la mejor rentabilidad, sin necesidad de hardware adicional.

Lo último sobre RKSV.